domingo, 20 de marzo de 2011

Análisis: Spartacus: Gods of the arena.

Análisis. Spartacus: Gods of the arena

Aunque Spartacus: Gods of the Arena terminó hace ya algunas semanas todavía estamos a tiempo de comentar su final y hacer un breve resumen de lo que ha sido esta precuela. En mi opinión, ha sido la sorpresa del año y probablemente ha superado en muchos aspectos a la primera temporada. Es todo un mérito hacer una continuación de este nivel sin contar con el protagonista de la anterior temporada sobre todo teniendo en cuenta que es él quién le da nombre a la serie. Tras el salto nos sumergimos de lleno en la Arena. 


Cuando terminó la primera temporada de Spartacus y conocí la noticia de esta precuela, no estaba en absoluto convencido del resultado que pudiera dar sin la presencia del propio Spartacus y con la acción situada mucho antes de los hechos que conocíamos. Además las noticias de la enfermedad de Andy Whitfield no eran en absoluto buenas. Esta precuela iba a servir como puente a la segunda temporada y para dar tiempo a la recuperación de Andy.

Gladiadores

Pero finalmente la recuperación se alargó en acceso y se tuvo que contratar a un suplente para el rol de protagonista en la próxima temporada. Con este panorama me decidí a ver esta Spartacus: God of the Arena con  no muchas ganas y después de ver ese primer capítulo me di cuenta de que esta precuela superaba en muchos aspectos a su predecesora.

La serie nos narra la ascensión de Batiatus y de su esposa Lucretia hasta conseguir elevar el ludus a la posición que todos conocemos. En un principio se nos muestra a Batiatus, enorme John Hanna, como un ambicioso y pusilanime aspirante a cacique que poco a poco va convirtiendose en el enorme Hijo de puta de la primera temporada. Su obsesión con conseguir una plaza en los juegos de Capua y su enfrentamiento con Tullius hace que incluso nos encariñemos con él (un poquito solo) al ver lo despiadado de sus enemigos. Por otro lado la relación con su padre, Titus, no es en absoluto buena. Batiatus busca la aceptación paterna y, por supuesto, el control total de la escuela de gladiadores.

Batiatus

Otro acierto de esta precuela es la relación entre Batiatus y Solonius; o "como  una gran amistad puede tornarse en la peor de las enemistades si se trata a un amigo como basura". La evolución de esta relación creo que esta muy bien tratada y la traición final de Solonius esta más que justificada. En general, las relaciones entre personajes en estos seis capítulos están muy bien tratadas y aunque sabemos el desenlace, ya que conocemos el futuro de casi todos , algunos hechos no son en absoluto previsibles

Batiatus de camping

Por otro lado, asistimos a la llegada al ludus de Crixus y su obsesión por convertirse en Campeón. También volvemos a ver a Ashur y sus intentos de convertirse en gladiador con todo tipo de artimañas. Este personaje es de los mejores de la serie y seguro que podremos verle en la siguiente temporada. Oenomaus es ahora un Campeón gladiador de baja tras su último combate por lo que comienza a tener un rol secundario dentro del ludus. Por desgracia en estos episodios tampoco hemos logrado verle en la arena.¡Lastima! Lo que si que hemos visto es su nombramiento como Doctore y la relación con Melita, su esposa.

Crixus

Sin embargo, el mayor acierto es el nuevo campeón Gannicus que consigue llevarse el protagonismo de la serie con su gran personalidad y su estilo en la arena. Gannicus vive a sus anchas en el ludus, sin apenas entrenar y con muchos privilegios, muy lejos de las normas estrictas que Batiatus impondrá más adelante. Además su historia de "amor" con Melita, la mujer de Oenomaus, nos mantendrá en vilo hasta el trágico final de esta. Todo esto hará de Gannicus un hombre atormentado con poco aprecio a la vida.

Gannicus

Otro papel crucial en este desenlace es el de Lucretia, que muestra su verdadera cara enfrentandose a Titus y consiguiendo el Ludus para su marido. Además comienza el acercamiento a Crixus para quedarse embarazada.Ya sabemos como acabará de mal todo esto. La evolución de este personaje ha sido impresionante y sin duda Lucretia es la verdadera mala malísima en la serie. Esperemos que esos dedos moviendose en la toma final nos den la opción de volver a verla en los nuevos episodios.

Lucretia

Para terminar, Tullius recibirá su merecido y conseguirá formar parte de los cimientos de la arena de Capua, Titus pasará a mejor vida gracias a Lucretia, Solonius logrará una posición importante, y el combate final entre la Casa Batiatus y los hombres se Tullius se convertirá en el momento mas épico de ambas temporadas. Momentazo para una season finale.

Y es que, la lucha final entre gladiadores en el circulo de fuego es impresionante tanto a nivel visual, como por la carga emocional de cada uno de los participantes: el obsesivo Crixus, el traidor Ashur y el Campeón final: Gannicus. Por un momento he temido por la vida de este, ya que al no aparecer en la temporada original pensé que moriría. Pero la arena le deparaba otro destino para el Campeón. En 2012 volverá Spartacus con nuevo actor protagonista. Esperemos que también vuelva Gannicus y que por fin haya conseguido derrotar a sus demonios interiores con la misma facilidad que lo hacía en la arena con sus enemigos.

Gannicus volverá

 En 2012 nos vemos con el 2x01.

1 comentario:

Anónimo dijo...

no te imaginas loq disfrute con la precuela y eso q estaba llena de incertitud xq no me gustan las precuelas cuando quiero que llegue la 2da temporada ya! :)

Publicar un comentario